Categorías
Sin categoría

Mantenimiento a instalaciones eléctricas en Pedro Escobedo

Mantenimiento a instalaciones eléctricas en Pedro Escobedo.

El Mantenimiento a instalaciones eléctricas en Pedro Escobedo consiste en realizar intervenciones de mantenimiento a instalaciones eléctricas de manera periódica, programadas, con el objetivo de disminuir la cantidad de fallos aleatorios en las instalaciones eléctricas, asegurando la continuidad del servicio y la protección de los trabajadores.

Mantener las instalaciones en perfecto estado de funcionamiento se consigue

·Revisando

·Sustituyendo

·Limpiando

·Ajustando

Es conveniente que se haya pensado en facilitar el acceso de las personas y equipos necesarios para el mantenimiento a todos los puntos de las redes de las instalaciones . En particular, salas de calderas, cuartos y centrales de bombeo, salas de maquinaria (ascensores) y de medición (contadores de agua, luz, …).

Por esto, entre otras razones, se debe tratar el mantenimiento como un componente más de diseño, de forma que las instalaciones se proyecten desde el principio facilitando al máximo la accesibilidad y control de sus componentes.

Además de razones de eficacia, motivos higiénicos hacen que un correcto mantenimiento sea indispensable, puesto que los filtros, las conducciones, las bombas, etc., se convertirían en focos de agentes nocivos, ruido y también al final en origen de posibles averías en otras redes de servicios. Por ejemplo, el deficiente mantenimiento de la red eléctrica hace que se produzcan fallos de aislamiento, desgastes, roturas, suciedad, grasas, etc. que pueden conducir a un incendio por un cortocircuito, o a un defecto a masa, con el peligro de electrocución que esto supone para las personas. Un problema derivado de una mala calidad del agua es que se estropea la instalación de climatización. La aparición de olores puede provenir de una instalación de ventilación defectuosa. Una muestra más es el mayor consumo de energía de los filtros de aire cuando éstos tienen suciedad.

Una tendencia que va a más en todos los edificios (excepto viviendas) es que la mayor parte de las instalaciones (en general conductos y tuberías) queden vistos en los techos o protegidos a la observación por techos acústicos registrables que faciliten su acceso. Otra opción es prever falsos suelos de altura reducida para integrar los servicios de sistemas eléctricos, telefónicos, informáticos e incluso, con mayor altura, equipos y/o conductos de climatización.